Fases de la infancia y sus características principales

Fases de la Infancia

DE 0 A 12 AÑOS LA INFANCIA

En este periodo aparecen 3 fases perfectamente diferenciadas durante el desarrollo de la infancia.

  • De 0 a 3 años: 1ª infancia
  • De 4 a 6 años: la  2ª infancia
  • De 7 a 11 años: la 3ª infancia

DE 0 A 3 AÑOS. LA PRIMERA INFANCIA

  • Durante el desarrollo de esta primera fase de la infancia los rasgos más frecuentes son:
  • Una gran dinamicidad y unas transformaciones biológicas y psicológicas rápidas e intensas (crece, engorda, aprende a andar, a hablar, a reír, a conocer, etc.). 
  • Toda su vinculación con el exterior la realiza a través de lo afectivo: la atención de la madre, su cariño y serenidad, son el apoyo más firme y eficaz en esta edad de la crianza, al igual que el cariño y serenidad del padre empiezan a ser significativos, siendo el apoyo complementario perfecto del de la madre.

DE 4 A 6 AÑOS. LA SEGUNDA INFANCIA

  • En este periodo tienen lugar el comienzo de la socialización, los procesos de identificación y un crecimiento importante en el desarrollo del lenguaje, una rica imaginación y un realismo intelectual con incesantes preguntas.
  • Integran las partes del cuerpo en la unidad corporal.
  • Suele haber una buena adaptación tanto en la familia como en el colegio.
  • Su tendencia a imitar a los adultos es una constante.
  • El niño y la niña empiezan a construir su personalidad y se rebelan  como si fueran pequeños adolescentes mediante rabietas casi imposibles de controlar.  A veces se manifiestan cabezotas,  fantasean con sus fortalezas pero tienen miedo a los fantasmas.

DE 7 A 11 AÑOS. LA TERCERA INFANCIA

  • Aparece ahora el pensamiento abstracto: son capaces de entender ideas no-tangibles (bondad, prestigio, tiempo…).
  • A esta tercera fase de la infancia se la suele llamar la edad del saber por la inquietud y facilidad para aprender.  El niño y la niña preguntan frecuentemente por el por qué de las cosas y se quedan satisfechos si se les da la respuesta correcta. 
  • Mantienen un equilibrio emotivo que les son fáciles de educar. 
  • Comienzan a tener conciencia de miembros de un grupo social. 
  • Se inicia la camaradería y, por lo tanto, la socialización alcanza un alto nivel.  Se adaptan bien a las reglas del juego, las aceptan e intervienen en su configuración. 
  • Suelen aparecer crisis de ideas y crisis intelectuales, siendo bastante objetivos y críticos con todo lo que les rodea.
  • Toman como ejemplo el comportamiento de los padres lo que lo convierte en un periodo fácil. 
  • Es la época de la gran infancia, de la madurez infantil; es la edad de la razón y del saber, la edad activa, la edad social, la de los “por qués”, la edad de oro de los niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *