Cómo afrontar la vuelta de vacaciones

como afrontar vuelta vacaciones

Se terminaron las merecidas vacaciones y volvemos a empezar el curso. De nuevo comienzan las prisas, los atascos, el trabajo, el colegio, las clases extraescolares y un largo etcétera que ya conocemos, parece que todo se nos hace cuesta arriba. Desde Delphos te vamos a explicar por qué sucede esto y cómo hacer este regreso […]

Se terminaron las merecidas vacaciones y volvemos a empezar el curso. De nuevo comienzan las prisas, los atascos, el trabajo, el colegio, las clases extraescolares y un largo etcétera que ya conocemos, parece que todo se nos hace cuesta arriba. Desde Delphos te vamos a explicar por qué sucede esto y cómo hacer este regreso más llevadero. Todos hemos comprobado que la adaptación a nuestras costumbres después de las vacaciones nos cuesta sobre todo cuando hablamos de retomar las más rutinarias, de lo que no nos damos cuenta es que la rutina tiene efectos beneficiosos para nuestro bienestar, aunque no lo parezca.

Beneficios de las rutinas

Estos son algunos de los beneficios:

  • La realización de las mismas tareas todos los días hace que éstas se automaticen por lo que nos resulta más fácil llevarlas a término de este modo el consumo de energía se minimiza.
  • Nos permite controlar la situación ya que sabemos cómo desempeñarla y cuáles van a ser sus resultados y eso nos tranquiliza.
  • Tanto en la tercera edad como en la infancia el establecer una rutina diaria mejora el desarrollo y la calidad de vida de las personas. Las vacaciones resultan atractivas por oposición a la rutina, es
    decir sin rutina no las veríamos igual.

Un tiempo largo o ilimitado de vacaciones donde los horarios, comidas y el sueño se descontrolan acabaría no siendo tan atractivo debido al desgaste de energía, la falta de control y la incertidumbre en la que se vive, por estos motivos nos apetece volver a nuestra zona de confort donde todo es más familiar.

Planificación de la vuelta

La rutina tiene una cara más amable de la que estamos acostumbrados a ver y lo que tenemos que hacer es saber cómo planificar y gestionar esta nueva etapa del año que comenzamos.
Es seguro que ya has regresado a tu residencia o estás a punto, por lo que te recomendamos que comiences haciendo una lista de tareas pendientes estableciendo prioridades, desde las más
inmediatas hasta las que no corren tanta prisa.
Retoma tus actividades cotidianas o inscríbete a otras nuevas, que pongan en forma tu cuerpo y mente.
Proponte objetivos alcanzables que te ayuden a sentirte mejor contigo mismo y con lo que te rodea.
Dosifica tu energía, tómatelo con calma e intenta darte algún capricho en el día para sentirte recompensado.

Desde Delphos te damos la bienvenida.
Nuestro equipo de psicólogos está aquí para ayudarte en lo que necesites.

“Escrito por Ruth Gómez Fernández”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.