EL HIJO IDEAL

buen comportamiento de nuestros hijos

Un hijo que sea lo bastante fuerte como para tener conciencia de sus debilidades y limitaciones; 

…que sea lo bastante valiente para recobrar su ánimo cuando le surjan dificultades y tenga miedo;

…que sepa aceptar con nobleza la derrota honrosa y ser sencillo y generoso con los demás cuando obtenga la victoria;

Así sería el comportamiento deseable para nuestros hijos

…que tenga el corazón y la cabeza en su sitio y se sienta feliz;

…que no sólo aprenda a caminar por sendas fáciles, sino también por senderos con obstáculos y dificultades que exigen esfuerzo para superarlos;

…que permanezca fiel en los conflictos humanos y se compadezca de los que hayan caído; 

…que tenga un corazón puro con aspiraciones elevadas;

…que sea dueño de sí mismo en cualquier situación;

…que sepa reír sin olvidar cómo se llora;

…que mire el porvenir sin perder de vista el pasado;

…que sepa mantenerse siempre sereno sin dejarse dominar por el lado trágico de las cosas;

…que crezca en humildad para que conozca la comprensión de la sabiduría verdadera y la serenidad de la fortaleza auténtica;

…que siempre aderece todo con buenas dosis de amor y buen humor.

Basado en el texto “La oración de Mc. Arthur”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.