EL HIJO IDEAL

Un hijo que sea lo bastante fuerte como para tener conciencia de sus debilidades y limitaciones; 

...que sea lo bastante valiente para recobrar su ánimo cuando le surjan dificultades y tenga miedo;

...que sepa aceptar con nobleza la derrota honrosa y ser sencillo y generoso con los demás cuando obtenga la victoria;

buen comportamiento de nuestros hijos

Así sería el comportamiento deseable para nuestros hijos

...que tenga el corazón y la cabeza en su sitio y se sienta feliz;

...que no sólo aprenda a caminar por sendas fáciles, sino también por senderos con obstáculos y dificultades que exigen esfuerzo para superarlos;

...que permanezca fiel en los conflictos humanos y se compadezca de los que hayan caído; 

...que tenga un corazón puro con aspiraciones elevadas;

...que sea dueño de sí mismo en cualquier situación;

...que sepa reír sin olvidar cómo se llora;

...que mire el porvenir sin perder de vista el pasado;

...que sepa mantenerse siempre sereno sin dejarse dominar por el lado trágico de las cosas;

...que crezca en humildad para que conozca la comprensión de la sabiduría verdadera y la serenidad de la fortaleza auténtica;

...que siempre aderece todo con buenas dosis de amor y buen humor.

 

Basado en el texto “La oración de Mc. Arthur”

Etiquetas: Psicología Infantil, Escuela de Padres, Adolescencia, Educación Infantil, Psicología

Madrid

C/ Indulgencia, 6, Esquina Estrecho de Corea, 28027 Madrid
Telef: 913 670 901
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Villanueva de la Cañada

C/ Miraelrío 15
28691 Villanueva de la Cañada
Telef: 918 157 241
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Horario

De Lunes a Viernes
Mañanas: 9:00 - 13:30
Tardes: 16:30 - 20:00

Psicología Delphos

Tu Centro de Psicología en Madrid:
Ciudad Lineal, Pueblo Nuevo, Calle Alcalá,
Hortaleza, Quintana, Arturo Soria...