“CUCU TRAS” ¡QUÉ RISA!

Psicología Infantil Infancia

Es un juego tradicional que a todos los bebés les hace muchísima gracia. ¿Por qué?

La explicación debemos buscarla en el desarrollo evolutivo de todos los seres humanos. Piaget investigó

La “permanencia del objeto”; es decir, la conciencia de que el objeto existe aunque no lo veamos, se adquiere progresivamente desde el nacimiento hasta los 12 – 16 meses.

Así para un bebé de 4 ó 5 meses es superdivertido ver cómo su madre aparece y desaparece.

Si tenéis un bebé en casa podéis comprobar la evolución de la permanencia de objeto de forma muy sencilla, escondemos un juguete atractivo para el niño (delante de él.)

  • Entre los 7 y 8 meses, el bebé buscará el objeto sólo si está parcialmente escondido.
  • Entre los 8 y los 12 meses si escondéis el objeto sucesivas veces en el mismo sitio, tiende a buscarlo ahí aunque lo hayáis escondido en otro sitio delante de él.
  • Entre los 12 y los 16 meses, ya no cometen los errores anteriores si ven que el juguete cambia de sitio pero si ocultamos el movimiento, por ejemplo con un paño, fallará al buscar el juguete.
  • Hacia los 16 – 18 meses el bebé ya reconoce la existencia del objeto aunque no esté presente o lo hayamos apartado de su vista.

Algo que en el juego parece casi intrascendente es fundamental para el desarrollo cognitivo del niño. Abre todo un abanico de posibilidades de aprendizaje, de comprensión del mundo y es imprescindible para avanzar hacia el camino del pensamiento simbólico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *